Excelencia
Minuciosidad
Armonía

Reparación

REPARACIÓN Y REGULACIÓN DEL MECANISMO DEL PIANO

La empresa Pianos Gustavo Castillo se ha propuesto cuidar de una forma exquisita la calidad de los pianos y el buscar soluciones para los problemas de sus clientes ya que de igual importancia para la longevidad de su piano vertical o de cola es el mantenimiento y reparación de éste. No es raro que los elementos del sistema acústico deban ser reemplazados o reparados. Nuestro consejo a todos los que desean gozar el mayor tiempo de su instrumento y su sonido: Use sólo piezas originales y deje que las instale un experto.

¿CÓMO TRABAJAMOS NOSOTROS?

El taller Pianos Gustavo Castillo desarma minuciosamente revisando el estado de los cueros, paños, bujes y maderas de todo el sistema mecánico, para luego reemplazar piezas rotas o desgastadas. Este proceso comienza quitando la martillera completa, refilando los martillos dejándolos listos para que el técnico afinador pueda realizar un buen voicing. Luego se cambia bridas, almohadillas, resortes, ejes, etc. Por último se lubrican y se dejan a un costado para continuar con los caballetes o básculas, los cuales reciben todo el tratamiento necesario, utilizando materiales originales y lubricantes como grafitos, grasas y oils de primera calidad adquiridos en europa para lograr el perfecto deslizamiento de las piezas. Y así se continúa con el restante de las piezas que conforman el mecanismo de un piano.

Es importante no perder de vista que el piano tiene que ser tratado como un todo. El sonido y el buen toque de un piano se logra, no solo con una buena afinación, sino que es tan necesario una buena afinación como una buena regulación y un buen voicing. Cada parte del mantenimiento del instrumento es igual de importante.
En Pianos Gustavo castillo se trabaja a conciencia, sabiendo que cada piano es único y especial. Nosotros le brindamos a cada piano el tiempo que el instrumento requiera. Junto con el pianista le damos los toques finales de “color” al sonido dejando el piano en excelentes condiciones para que el músico tenga cada vez más ganas de compartir horas con su piano.

Que la martillera se encuentre sin surcos es de suma importancia para lograr un buen sonido. Refilando los martillos se logra llevarlos a su estado original.

Todos nuestros trabajos se realizan con materiales originales de fabrica. Estamos respaldados por las fabricas de las primeras marcas mundiales.

REGULACIÓN DEL MECANISMO DEL PIANO

La regulación del sistema mecánico de un piano es de suma importancia ya que sin este el toque del instrumento se vuelve tedioso y en algunos puntos hasta imposible. La regulación es, a grandes rasgos, lo que hace que el piano funcione. Los pianos fueron pensados en su totalidad, cada pieza tiene su lugar, su medida y sus distancias a las otras exactas. No es que el martillo tiene que estar más o menos a tal o cual distancia de la cuerda o que solamente los pianistas profesionales sentirán la diferencia de un piano regulado a otro que no lo esté. Es de suma importancia que TODOS los pianos están regulados, sean tocados por un profesional o por un aficionado.

La regulación es un trabajo de dedicación y suma paciencia, muy pocos técnicos afinadores lo realizan. Hay que poner cada pieza del mecanismo en su medida exacta y original.

¿Por qué además de la reparación insistimos en la regulación, la afinación y el voicing; por qué decimos que el piano es un todo?

El sonido no solo sale de una afinación en 440, sino del conjunto de todas las piezas. Por ejemplo: una cuerda bien afinada pero golpeada por un martillo con surcos jamás logrará una buena calidad de sonido. Un piano que no esté bien regulado carece de sensibilidad y no responderá a la intensidad con la que toque el pianista.
Para clarificarlo aún más, un piano que no está correctamente regulado es como un auto de carreras al que no se le realiza alineación y balanceo; por más que el motor y los demás componentes sean de primera, dudosamente logrará ganar una carrera. En el piano, además de la afinación y reparación, es vital regular el instrumento para lograr un excelente rendimiento, performance y durabilidad.

La regulación del piano es subestimada por muchos. Un piano no regulado no sonará jamás al máximo de su capacidad ni calidad y aún si suena relativamente bien, será incómodo en su toque y respuesta, llegando en muchos casos a causar dolencias al ejecutante (tendinitis, contracturas cervicales, etcétera).
Por eso insistimos en tomar al piano como un todo.

afinación lustre reparación alquiler